jueves, julio 21, 2005

Los cuatro fantásticos


Ayer pude ver la nueva versión de los cuatro fantásticos (“la buena”) y la verdad es que no me defraudó. No es que me gustase especialmente, me gustaron mucho más como película-cómic las dos de los X-Men. Como adaptación del cómic me parece bastante decente y los actores no me parecen desacertados, aunque alguno de los nombres iniciales propuestos, George Clooney como Mr Fantástico, Renée Zellweger como la chica invisible y Paul Walker como la antorcha humana me parecían mucho más atractivos a priori. En esta versión, Ioan Gruffudd (el Lancelot de Rey Arturo), la macizorra Jessica Alba (serie Dark Angel) y demás encarnan a un grupo de científicos que trabajan para Von Doom/Victor Von Muerte, Julian McMahon (el casi James Bond y protagonista de Nip/Tuck) y sufren un accidente espacial que transforma su ADN, dotando a cada uno de ellos de un poder especial. Un poco inverosímil que cada uno tenga un poder diferente, pero bueno, es un cómic, tampoco hay que buscarle explicaciones a todo.
Los efectos especiales son de primer nivel, aunque algunos de los primeros estiramientos de Reed Richards cantan bastante a hecho por ordenador. Hay alguna que otra escena gratuita, como el descubrimiento del poder de Antorcha, con ligoteo de enfermera cañón y carrera de snowboard tras lanzamiento desde helicóptero ¿a qué viene eso? que no me parece muy acertada que digamos. El final quizás un poco rápido para mi gusto, un desenlace muy poco elaborado. Diría que de todos, el papel protagonista se lo lleva La Cosa, el tal Chiklis.
A destacar el cameo del creador del cómic, Stan Lee, haciendo de cartero, que ya nos tiene acostumbrados a sus apariciones relámpago en las películas de cómics Marvel. Recuerdo que en los cómics la Cosa también era llamada “La Mole” y el doctor Doom recibía también el nombre de Doctor Destino. Para los que disfrutamos en su día de estos cómics, esperaremos nuevas secuelas con algunos malos legendarios, como Galactus.

http://www.toybiz.com/showbrand.htm?id=25
Atención al merchandising. Me pido las manoplas para atizarle a la gente. Es la hora de las tortas!!!

2 comentarios:

Kal El dijo...

Lamento estar en desacuerdo contigo, pero a mi la película de Los cuatro fantásticos me parecio bastante lamentable. Para empezar no se parece en nada a los cómics; lo único que tiene de parecido (evidentemente) son los poderes de ellos cuatro, pero ni el origen ni la historia coinciden.

En el cómic Reed Richars es millonario antes de ser Mr. Fantástico gracias a una herencia de su padre y la mantiene por las patentes de sus inventos. El accidente viene dado por la prueba de un cohete que ÉL invento, no en una plataforma propiedad de Victor Von Doom. El Doctor Muerte es el governante de Latveria, no un simple empresario. Jamás tuvo poderes, únicamente una armadura de alta tecnología que le permite luchar, y la máscara la lleva por la desfiguración que sufrió en su rostro a raiz de unos experimentos fallidos, de los cuales Reed intentó advertirle. De ahí su enemistad.

Además de la escena que tu comentas de la enfermera hay alguna otra que estan fuera de lugar. Por ejemplo, en la secuencia del accidente en el puente, para pasar la barrera policial ella se hace invisible, se desnuda (como no!!) y pasa, pero...y ellos??? Que hacen?? Sobornan a la poli?? no se, no se....

A parte todo eso, me dió la sensación de estar viendo un telefilme de domingo por la tarde pero con efectos de última generación. Desde la banda sonora hasta los comentarios tipo "...somos cuatro!!!" son un poco cutres. Solo faltaban las onomatopeyas tipo Batman de la tele ("Pow!!", "Crash!!"). Lo único medio decente era el sentido del humor de La Antorcha Humana, bastante acertado.

En fin, la verdad es que yo salí de la sala bastante decepcionado, a pesar de que sabia que iba a ver una película basada en un comic, pero, como bien dices, nada que ver con X-Men, por ejemplo.

roybatty dijo...

Muy buena tu argumentación, no obstante te explicaré el por qué de lo comentado en mi post. Está claro que no estamos hablando de cine de autor, ni de una adaptación de una novela de Shakespeare. Es un cómic adaptado, es fantasía sobre fantasía. Que yo sepa todas las adaptaciones al cine de cómics, algunas con más gracia que otras, ya sea el Superman de Richard Donner, el Batman de Tim Burton, el SpiderMan de Sam Raimi o el Hulk de Ang Lee, por hablar de los más insignes, siempre han mostrado algunas diferencias con el cómic original. No creo que sea cuestión que al guionista se le vaya la cabeza, que también pasa. En los 4 fantásticos, como en otras Marvel (Spiderman, Hulk, X-Men) colabora el autor original, Stan Lee, que tiene licencia creativa para hacer lo que le plazca. Yo creo que el lenguaje cinematográfico y el del cómic son diferentes y hay cosas que en un medio funcionan y en otro no. A la hora de plasmarlo en imágenes se ahorran detalles, se esquematizan las historias para que enganche rápido al espectador. Pim pam pum y en diez minutos ya tienes todos los detalles. A quién le interesa el detallito que Victor Von Doom es el dictador de un país y tiene origen gitano, eso son datos de relleno, no hay tiempo y no aportan mucho a la historia. Quizás en una segunda parte, con más tiempo, la historia se amplíe para mostrar estos detalles. Yo creo que la esencia del cómic se ha reflejado perfectamente, las cualidades de cada uno, el conficto entre Von Doom y Richards, el mal rollo entre Antorcha y Cosa, el amor de Sue Sorm y Richards. Son los detalles que uno recuerda cuando ha leído estos cómics hace tiempo. Las finuras ya son harina de otro costal. Por ejemplo, yo cuando vi X-Men, que me encantó, pero eché de menos de alguna manera a un tipo con Alas (Ángel), a Bestia y al hombre de hielo, esos eran “La patrulla X” que yo leía de pequeño. Lobezno y compañía son más modernos y sin embargo funcionan!!! ¿Un tipo con alas funcionaría? Difícil lo veo. También influye que por ejemplo en los X-Men, Bryan Singer le da un toque maestro en la dirección, mientras que en esta el director me parece correcto, pero no destaca por nada especial.
Lo mismo pasa con las novelas, siempre habrá diferencias. Rara es la adaptación (por eso se llama así) cinematográfica de una novela que te resulte plenamente satisfactoria. La única adaptación de novela que haya leído/visto (por ese orden) y que me haya convencido por lo fiel ha sido “El silencio de los corderos”. En cambio hay otras que me han encantado (como “Contact”) que tienen notables diferencias con la novela.
Pero bueno, son los cuatro fantásticos, no es que sea una película de Bergman.