domingo, julio 10, 2005

El rey Arturo (Director's Cut)


Confieso que no la vi en su día. Ayer me atreví a ver El rey Arturo en su versión montaje del director (DVD) o versión extendida, 140 minutos.
Lo que inicialmente se plantea como otra vuelta de tuerca a la leyenda artúrica se va convirtiendo poco a poco en una historia de rescate al más puro estilo Salvar al soldado Ryan, eso sí, ahora en la época de los romanos. Lejos de la magnífica Excalibur, de John Boorman, con sus armaduras relucientes, aquí Arturo y sus caballeros Lancelot, Galahad, Bors, Tristan y Gawain, junto con Ginebra, a lo siete magníficos, intentan repeler el ataque de los sajones que son en este caso peor que malos, son sádicos a más no poder. Aunque las escenas de acción son muy espectaculares, la película tiene algunas lagunas importantes y unos diálogos muy pretenciosos repletos de frases rimbombantes sobre la libertad y el destino, resulta muy cansino la verdad.
Un toque argumental original aunque la película recuerda inevitablemente en algunas escenas a Braveheart o a El guerrero número 13. En el reparto, al frente de la patrulla de rescate está Clive Owen, famoso por rechazar el papel de James Bond después de Pierce Brosnan y también por su papel en Sin City de Robert Rodriguez. A destacar también Keira Knightley y Stellan Skarsgård. La película está dirigida por Antoine Fuqua, que mucha pinta de picto o sajón no tiene; es conocido por dirigir Training Day. Para pasar el rato.

1 comentario:

Abraxas dijo...

Pero si no pasa 'na' en toda la peli! Es un "ahora vamos de misión al rescate, ahora volvemos y me quedo a darme de tortas porquesí contra los malos".

Historia plana, personajes planos, guión insoportablemente aburrido y escenitas de caballos y espadas ya vistas unas cuantas veces.

Un rollazo que pretendía vender Bruckheimer como la verdadera historia (sin historia) de Arturo y sus caballeretes, pero manchados de barro hasta las orejas, eso sí. Y con chatis que visten con tiritas de cuero ajustadas, eso no lo sabía yo.