miércoles, marzo 29, 2006

Cine español y SGAE

Casi un año ha pasado desde la creación de este blog y aún no he opinado del tema SGAE o los famosos cánones que aplican por todas partes. Leía hace poco la carta publicada por José Luis Borau y firmada por gente famosa (Almodóvar, Aranda, de la Iglesia,…) y lo cierto es que me huele todo a ganar pasta a costa del consumidor.

La demonización que se está haciendo de Internet me parece lamentable y creo que se debería reorientar hacia su vertiente más positiva, hacia lo que es, un medio de comunicación y nada más. Quiero decir que copias de películas ya existían en los años 80 en Vhs y nadie se rasgaba las vestiduras. El p2p equivale en plan masivo a dos personas que se pasan una copia de una película sin comerciar, sin ánimo de lucro. Lo que hay que perseguir es al tipo que gana dinero con piratear, al top manta. Si tienen miedo de que la gente deje de ir al cine, de comprar películas originales o alquilarlas en el videoclub, sería mejor hacer un viaje de instrospección, de autocrítica y revisar por qué estamos donde estamos. De otro modo podemos extender esos cánones también a los periódicos por leer prensa on-line, a los mapas de carreteras por usar cartografía digital, en los sobres y sellos por la proliferación del email, en los precios de los teléfonos móviles por descargarme melodías, etc.

Pongo un ejemplo aunque esto no es lo normal. Intento ir al cine una vez al mes como mínimo, tengo más de 100 películas en DVD compradas originales y ninguna española, la mayoría norteamericanas, pero también alguna francesa, americana, italiana, japonesa o inglesa. Quiero decir que a mí por lo menos no me influye el hecho de tener a mi alcance todo el cine actual español en Internet, ni siquiera me interesa. Me muevo por las críticas que leo en revistas de cine o diarios, el boca a boca o mi propio criterio. El resultado es que en líneas generales no me interesa el cine español y tampoco me lo descargo. Y no me apetece ir al cine a ver películas españolas, salvo contadas excepciones: Amenábar, Torrente,.... Me motivan más algunos proyectos ambiciosos como la superproducción (20 millones de euros) dirigida por Agustín Díaz-Yanes, "Alatriste”. Esta sí que la iré a ver al cine. Porque es una producción arriesgada en nuestro país. Porque a priori resulta interesante y atractiva. Me da igual si este tipo Yanes está en la SGAE o la asociación que sea, o si está a favor de unos o de otros. No entro en política ni en boicots. Si me atrae la voy a ver, si no me atrae ni voy al cine a verla, ni la alquilo en el videoclub, ni me la descargo de Internet y tampoco la veo en la tele. Creo que en este país tenemos historia de sobras, anterior a la Guerra Civil y posterior a la misma y tenemos novelas de éxito a escala mundial (Reverte, Zafón,…). Pero no sabemos explotarlo. Somos unos patatas.

Me gustaría decir que estos señores elevan su cine a la categoría de arte y eso es muy discutible en muchos de los casos. Lo único que les mueve es el dinero. Llenar la pantalla sistemáticamente de escenas de sexo gratuitas, tacos, droga, putas, guerra civil,…no me parece arte precisamente. Lo mismo pasa en el cine norteamericano con la violencia, todo hay que decirlo. La piratería ha existido y existirá siempre y no por eso vamos a estar gravando (que no grabando) todo lo que se nos pase por delante: los CDs, los DVDs, los discos duros,.... Quiero decir que no escondamos las intenciones reales y esas no son otras que llenarnos los bolsillos de pasta a costa del ciudadano de a pie. El cine español es como un árbol muerto, se mantiene en pie pero tiene las raíces podridas. Hay que sanearlo. Yo creo que no todo es un tema de dinero, sino de ideas y de calidad. Por ejemplo, el cine argentino de los últimos años me parece en líneas generales muchísimo más interesante y creativo que no el español, que sigue encajonado en un modelo de producción subvencionada mediante criterios que se me antojan discutibles. Además, yo no quiero que ni un céntimo de lo que pago de impuestos vaya a parar a películas que no me interesan lo más mínimo, como a la mayoría de los españoles. Recordemos que el cine español ronda el 16% de cuota de pantalla.
Bajo mi punto de vista, se debería tender hacia la industrialización del cine, un modelo cercano al del cine americano. Y que no me salgan con el rollo típico que el cine americano es muy malo y ese discurso tan manido. En norteamérica también se hace cine comprometido, cine con contenido, independiente y de bajo presupuesto. Son capaces de lo mejor y de lo peor a la vez. Y si no que revisen los Oscar de este año.

Queremos cine español bueno ya.

3 comentarios:

Junajo dijo...

clap, clap, clap, clap, clap

totalmentedeacuerdo.com

RoyBatty 4 President!!!

.:: Abraxas ::. dijo...

Poco más que añadir.
Comparto la misma opinión y disgusto en general por el cine español. Creo que la última vez que fui al cine a ver una película española fue "Torrente 3" y antes "Al otro lado de la cama". Creo que las separan 3 añitos.

Admito que algo me he descargado para echarle un ojo, como "Días de fúltbol", "La mala educación" y alguna otra cosita de las que me alegro no haber palmado los 6€.

SGAE & Co. tienen sus razones, pero me parece que solo son suyas. Es una pataleta de niño pequeño y desgraciadamente con poder para tocarnos el bolsillo, que siempre jode.

El siguiente paso obvio de estos usureros de mierda es meter el canon en el papel en blanco pq 'podríamos' usarlo para imprimir e-books que nos hemos bajado de internet, ¿no?

¿Hay alguna manera de que me devuelvan los centimos robados en cada CD y DVD que uso para guardar mis fotos, asuntos personales, e-mails, programillas, backups y música que me compro desde Terra o iTunes?

roybatty dijo...

Bueno, en este mismo blog hemos comentado película española. No es que seamos reacios. Insisto, hay cosas interesantes en España, pero hablo en general. También hay iniciativas como la Fantastic Factory de Filmax o películas de animación como "El sueño de una noche de San Juan" que son por lo menos de agradecer.
Por ejemplo la película Darkness de Jaume Balagueró fue bastante taquillera incluso en USA. Quiero decir que hay cosas nuevas y modernillas también.

Lo que me parece penoso es que hay casos de actores o actrices que han muerto casi en la indigencia, como Lola Gaos o Gracita Morales o señores como Tony Leblanc que han sido rescatados del olvido milagrosamente. Lo que deberían hacer estos chupópteros es dedicar el mismo esfuerzo que dedican a protestar y exigir cánones a pensar en su gente, darles un retiro digno y a conservar su memoria.
Menos Goyas honoríficos y más ayuda para los que lo necesitan.