domingo, enero 29, 2006

2005-Guía del autoestopista galáctico


Me gustan mucho las películas originales, los argumentos disparatados y los personajes excéntricos, pero esta "Guía del autoestopista galáctico" sobrepasa el límite de la cordura y se instala en el disparate más absoluto. ¿De qué va todo esto?
Basado en una serie radiofónica, una "trilogía de cinco libros" y una serie de culto en la BBC, esta película nos apabulla con un bombardeo de incomprensibles ficciones e imágenes delirantes.
Arthur es un inglés corriente que ve como un extraño conocido suyo al que salvó la vida, le rescata de la destrucción del planeta Tierra a manos de los Vogones, quienes construyen una autopista galáctica que casualmente pasa por el Sistema Solar.
Impulsados por la energía de improbabilidad pura irán dando tumbos por el universo protagonizando extrañas aventuras. La culminación del disparate llega cuando a un superordenador se le formula la "Pregunta Definitiva de La Vida, el Universo y todo lo Demás", a lo que después de millones de años responde: 42. En fin, disparate sobre disparate. En el reparto Martin Freeman, Sam Rockwell y John Malkovich. Producida entre otros por Jay Roach, el director de Austin Powers.
Aparenta ser una locura estilo Monty Python, pero no tiene nada que ver. Es algo radicalmente distinto. Quizás en formato serie de televisión, en dosis pequeñas era más digerible, sin embargo, toda esta cantidad de disparate en 2 horas produce una profunda indigestión. Película para locos desquiciados.

1 comentario:

.:: Abraxas ::. dijo...

NOOOOOo!!!!
Has caido en la trampa igual que hice yo.
Es una de las peores películas que he visto en años: patéticamente absurba (imbécil diría yo), chistes malos de dolor y trama soporífera (me dormí 2 veces).

Una peste del género 'cifi', se debería quemar todo guíón que pariera el tío que ha 'cagado' esta bazofia.

Ala!