jueves, diciembre 15, 2005

2005-King Kong (Cine)


Está claro que todo el mundo ha visto alguna de las versiones anteriores de King Kong, de las más conocidas cito la original de 1933 y la de 1976 con Jessica Lange y Jeff Bridges, ambas emitidas por televisión cientos de veces. Esta vez, Peter Jackson orquesta una maratoniana sesión de efectos especiales alrededor de la conocida historia del gorila gigante y demuestra que el efectismo no está reñido con el buen cine. Con gran estilo y maestría nos deja con la boca abierta en las más de tres horas que dura la cinta (tuve que sufrir en el cine un intermedio de diez minutos). Para los admiradores de los efectos visuales es todo un festín. Confieso que he soltado lagrimilla de gusto en alguna de las escenas, como en la lucha contra los T-Rex en las lianas o el final con los aviones revoloteando en la azotea del Empire State Building, un final apoteósico. Lo único criticable quizás sea la larga duración y alguna escena de bichos casi gore que nos recuerda los orígenes del director y claro está, la cabra tira al monte.

Salvando las distancias, el planteamiento de la película sugiere cierta inspiración en la fórmula “Titanic”, es decir, todo el mundo conoce el final, se dedica más de una hora de preparación a desgranar una historia más o menos interesante, romance y misterio, y luego se nos obsequia con una segunda parte en la que reside toda la espectacularidad y que en realidad es el reclamo de la película.
Para los que no tengan ni idea del argumento, la película arranca en la ciudad de Nueva York, en la que un ambicioso cineasta Carl Denham (Jack Black), tras ser despedido, engaña a todo un equipo de rodaje para filmar una nueva película de aventuras. Para ello contrata a una actriz desesperada, Ann Darrow (Naomi Watts) y cuenta también con un afamado guionista teatral, Jack Driscoll (Adrien Brody). Todos se suben a un barco y ponen rumbo a Skull Island, la isla en la que vive el simio gigante. Una vez allí sortearán tribus nativas, dinosaurios, insectos gigantes, murciélagos, … toda una legión de bichos y criaturas con no muy buenas intenciones. Como no puede ser de otra manera, King Kong sucumbirá a los encantos de la rubia protagonista y se liará a mamporros con todo bicho viviente para salvarla. De una manera un tanto forzada y cloroformada, la tripulación del barco conseguirá dormir a la bestia y transportarla de vuelta a Nueva York, donde se exhibirá como monstruo de feria. A partir de ahí, Kong volverá a repartir leña y acabará subido en el punto más alto de la ciudad, jugando a tenis con los aviones que finalmente lo abatirán.
El director consigue mostrar una criatura casi humana, con una creación digital perfecta llena de emociones y sentimientos reflejados en su rostro; confiesa Jackson que se inspiró en los rasgos del “Copito de Nieve” del zoo de Barcelona para crear a su gorila.
Una curiosidad, la aparición de Andy Serkis como tripulante del barco, actor que encarnó a Gollum en “El Señor de los Anillos” y ha servido como modelo para el motion capture del gorila.
La película, que ha costado aproximadamente 208 millones de dólares, compite estos días en taquilla con “Las Crónicas de Narnia”, la gran apuesta millonaria de Disney. Veremos quién se lleva el gato al agua.
Este peliculón es de los que hay que ir a verlos al cine, en pantalla grande. No te lo pierdas.

5 comentarios:

Berenice dijo...

como apunte, la magistral cara de enamorado pardillo de Adrien Brody, cuando mira a Naomi Watts en la cubierta del barco. Ya sé que para la mayoría, puede ser más interesante ver al gorilote gigante y los asquerosos bichos que saca el Sr Jackson (este hombre nunca podrá olvidar su pasado gore con cosas como braindead) pero la pelicula también tiene su historilla de amor (nada pastelosa, no como en titanic)
Por cierto, como mujer diré que naomi watts está guapísima, incluso llena de barro. que asco da!! jaja

.:: Abraxas ::. dijo...

Llena de barro? Y se pelea con una indigena de la tribu también?
hummmm... moola...

Pues habrá que ir a verla aunque sólo sea por eso.

Anónimo dijo...

no, se pelea con un dinosaurio. abraxas, estás fatal ;-P

roybatty dijo...

Por cierto, este pasado sábado, de madrugada, Antena3 emitió la versión de 1976. Pude ver un trozo de unos 15 minutos y la verdad que no la recordaba tan cutrilla. El mono es un tipo disfrazado y la careta es un tanto estática. No deja de ser el mismo argumento con ligeros retoques, pero claro está, el acabado no es el mismo. En la época supongo que sería una superproducción, pero comparando con la actual es un poco lamentable (en lo que a Kong se refiere). Además se intuye un toquecillo así como pseudoerótico porque la Lange no deja de enseñar piernas y escote. No me extraña que el mono se ponga a cien. Psicotrónica a tope!

Bill dijo...

La version de 1976 me impacto, no solo por lo bien hecha que me pareció en su momento sino por la belleza de Jessica Lange
.....Por cierto...¿habeis visto el juego?..¡es muy bueno!
Yo lo he visto y la verdad que es de lo mejor que he visto ultimamente.