sábado, diciembre 31, 2005

2004-El hundimiento


Tras el éxito cosechado por "El experimento", el realizador alemán Oliver Hirschbiegel nos obsequia con una película biográfica que relata los últimos días de Hitler. El hundimiento está tratada desde el punto de vista de una de las secretarias de Hitler, aunque realmente no hay un papel protagonista. Sin lugar a dudas lo mejor de la película es el papel que de manera soberbia interpreta el actor suizo Bruno Ganz, un Hitler de lo más logrado. Es curioso cómo en contraposición a la típica visión americana, se muestra incluso el lado humano del dictador. También es cierto que se refleja perfectamente el discurso radical y el lado más oscuro de Hitler. De todo un poco. La película está basada en el polémico libro del mismo título y fue la gran perdedora del óscar a la mejor película extranjera que se llevó Mar Adentro. Creo que es la película con más tiros en la cabeza y suicidios que he visto en mucho tiempo. Dura, asfixiante y real. Para los aficionados a la historia moderna.

2 comentarios:

Junajo dijo...

Una vez más, una crítica que se acerca hasta lo inimaginable a la impresión personal que me quedó tras verla.

Desde luego no es una película que gustará a la gran masa, y ese lado humano que comentas, que a veces te llega a hacer sentir pena por el personaje central (que desde luego no es el más radical pues hay que ver el fanatismo de la Sra Goebbels), incluso asusta.

Presenta una crudeza que poco tiene que ver con el sentimentalismo de La Lista de Schindler o con el drama que se esconde tras El Pianista, ya que aquí se recrea en el impacto que tiene la guerra en los propios alemanes que en un principio apoyan y viven de la guerra.

En mi opinión, el origen de su dureza radica en el grado de acercamiento al espectador de lo que (supongo) debe ser una guerra en realidad, con sus fanatismos, incoherencias, absurdos y desprecio por la vida propia y ajena.

El 8.6 de IMDB es más que merecido.

roybatty dijo...

En lo que comentas sobre "La lista de Schindler" y "El pianista" no creo que la primera sea tan sentimentalista. Me parece de una tristeza y crudeza tremendas. De hecho las dos películas están relacionadas. Es un dato conocido que Spielberg ofreció la dirección de "La lista..." a Polanski, ya que este estuvo preso en el ghetto de Cracovia durante su niñez. Por lo visto, por temas personales no accedió a dirigirla, pero sí lo hizo con "El pianista" años después.
Personalmente creo que esta última es la menos real de las tres y probablemente sea la más real por lo que comento de la experiencia de Polanski.
En cualquier caso, dramáticas, sentimentales o crudas, son tres grandísimas películas.