lunes, enero 03, 2011

El libro de Eli (2010)

Siguiendo el filón de películas apocalípticas ayer vi "El libro de Eli", una historia ambientada en un futuro desolador, treinta años después de una gran guerra que deja el planeta arrasado.
Los pocos supervivientes que aún quedan se pelean por pequeños objetos del pasado y por el control del agua, y viven a merced de bandas armadas de saqueadores.
En este escenario aparece Eli (Denzel Washington), un misterioso caminante que resulta ser el portador de un libro al que se le atribuye un gran poder. Su llegada a un pueblo de mala muerte controlado por el malvado Carnegie (Gary Oldman) verá truncado su viaje y pondrá en peligro su vida y la de todos los que lo rodean.

No deja de ser un spaghetti western post-apocalíptico, con un tufillo a "Mad Max" y a "El último hombre", pero con bastante menos ritmo que estas. Aquí Denzel nos obsequia con grandes dosis de dureza; el tipo es tan duro que como le soples en la cara te corta las dos orejas y te opera de fimosis en tres segundos. Escenas de acción bastante bien rodadas y un villano perverso sobreactuado por Gary Oldman, muy en su línea.

Sin ser un título brillante en su género se deja ver, y aunque está bastante claro desde un inicio por donde van los tiros, si es cierto que el final tiene algo de sorpresivo. Destacable la fotografía mate, gris y polvorienta que ambienta perfectamente la película y sirve para introducir suavemente la conclusión del film.

Me deja indiferente la verdad, se puede ver si no hay nada mejor en la "videoteca".

1 comentario:

Paco dijo...

No me gustó.
No acabé de verla porque la consideré algo así como muy aburrida.
Además me recordaba a los tiempos de Mad Max, pero en versión "mala"