martes, junio 26, 2007

¿Plasma o LCD?

La pregunta que me han hecho cien veces es ¿Plasma o LCD? Al próximo que me pregunte esto le arranco una oreja como mínimo y si insiste las dos. Pues como todo en esta vida, depende. Para empezar dependerá del tamaño de la pantalla soñada y de la cantidad de dinero disponible. Y el tamaño de la pantalla no significa “Mira esa de 48 pulgadas en el Lidl por 800 euros! Me la compro!”. Noooo!!! Error!!! Más de 32 pulgadas en un comedor de 2 metros de ancho significa ponerse rubio en 10 minutos, sufrir desprendimiento de retina y arriesgarse a padecer paro cardíaco fulminante con las cuñas publicitarias de Antena 3. Hay que calibrar un poco mejor todo esto.

Luego dependerá también de los aparatos que piensas conectarle. Si vas a ver solo la televisión por señal analógica y todavía conservas tus videojuegos Coleco Vision ¿para qué quieres una tele de Plasma o LCD? Ahora bien, si tienes un buen DVD, TDT, un ordenador o eres un privilegiado con Blu-Ray o HD-DVD entonces estás de enhorabuena y vas encaminado.

Podría copiar aquí largas explicaciones sobre los detalles técnicos de las dos tecnologías pero creo que no conduce a nada. A mí qué más me da si es una malla de pelotillas de gas que se irradia por la excitación de los electrones o si hay un chino dentro de la tele que es muy rápido y va encendiendo y apagando bombillas. Me da exactamente igual. Ahí es donde sale el típico listillo que te dice “Es que el Plasma dura menos!”. Sí, claro, como que de aquí a 15 años vas a tener la misma tele. O más listillo todavía “Es que la Sony hace ghosting!”. Vale chaval, eres de los que miraba la neblina del Plus los viernes por la noche y ahora ves el ghosting de la tele...

Independientemente de fabricantes y tecnologías yo lo que recomiendo es que uno se vaya a la tienda y compruebe in situ el resultado, eso sí, teniendo en cuenta que la señal origen sea la misma en todos los casos porque las cadenas de venta tipo MediaMarkt tienen más peligro que Michael Jackson en la puerta de un colegio. Te ponen una LCD Sony Bravia Serie X de 32” conectada a un Spectrum 48K o a un video Betamax del año 1983 reproduciendo una película japonesa muda de los años 20 subtitulada en coreano y para mayor deleite visual conectada con un Euroconector al que le faltan dos patillas. Por otro lado te enchufan una Sungoo (marca que quieren promocionar a toda costa) de 37”, te ponen “Casino Royale” en Blu-Ray con una Playstation 3 y encima conexión HDMI con revestimiento de oro en el conector. Para aderezarlo te lo conectan la PS3 a un home cinema Bang&Olufsen y claro, el resultado no tiene comparación. Pues nada, ojito con esto. Para comparar que sea en igualdad de condiciones.

Luego viene el festival de las conexiones. Necesita uno un master para entender tanto conector y cableado. Si ya era difícil programar el video, por qué estos psicópatas tecnológicos se empeñan en cambiar los conectores cada dos por tres. Una televisión estándar de hoy día lleva entrada por componentes, video compuesto, rgb, svhs, scart, hdmi, … dios mío!!! Ahora que ya había aprendido a decir pinícula le llama flin!!!

Señores fabricantes, me da igual si inventan un conector y cable grande como una manguera para regar el jardín, pero que sea único por favor. ¿No podrían hacer uno tipo navaja suiza? Vamos, se enchufa la manguera y la televisión que decida la patilla que quiere conectar. Fácil ¿verdad?

Eso sí, cuando uno vaya a comprar la televisión a la tienda mejor que vaya con el tema un poco estudiado de casa (foros, revistas, web de fabricante, comparativas,…) porque en este tipo de tienda hay cada besugo que a duras penas puede realizar operaciones tan complejas como abrocharse los botones de la camisa mientras está mascando chicle. No es que tenga manía especial a ese magnífico colectivo de vendedores de televisión (holaaaaa!) pero deberían hacer cursos de reciclaje para enseñarles que no es lo mismo una televisión moderna que una tostadora.

En mi caso particular me decidí por una LCD de 32", esta fue mi opción. Seguro que hay mejores, no lo dudo. A mí me vale.

Espero que nadie vuelva a preguntarme ¿Plasma o LCD?

1 comentario:

Taty dijo...

biennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

Back to the CAÑA!

Ironic a tope, si señor!

Querría añadir una nota/consejo al artículo. Mi recomendación es comprarse algo relativamente normal para empezar, es decir, no querer comprar 60'' de entrada aunque se disponga de salón o sala de cine en la mansión.

Lo digo más que nada pq cuando uno se compra una tele de estas, la primera impresión es ... 'joer que chula, que grande' y tal, pero el caso es que pasados unos meses te habitúas a ella y ella a tí y ya no te parece tan guay como el primer dia (vamos, que pasa como en todo en la vida de los hombres, con los coches, las mujeres....uy, creo que no debería haber escrito esto:)...

lo dicho, que 32 o 42 está mas que bien para empezar