viernes, mayo 12, 2006

2005-Sahara


Película de aventuras al estilo Indiana Jones descafeinado, "Sahara" es una mezcla de la típica película de acción-búsqueda de tesoro con la investigación de un desastre ecológico. Por un lado tenemos al intrépido Dirk Pitt (Matthew McConaughey) y su compañero de aventuras Al Giordino (Steve Zahn) embarcados en la búsqueda de un extraño barco fortaleza centenario que transportaba un cargamento de monedas de oro. El rastro les conduce a remontar el río Níger en pleno corazón de África. Durante su recorrido conocerán a la doctora Eva Rojas (Penélope Cruz), la cual intentará descubrir el origen de una extraña epidemia.
Está basada en una de las múltiples novelas de Clive Cussler y su héroe de acción Dirk Pitt. Recuedo haber leído hace muchos años una novela llamada Cyclops y resultó bastante amena.
Es destacable que la primera mitad se hace un poquito lenta, tarda en arrancar y el final es tirando a Rambo III, cambiando bazookas por cañones.
Película de palomitas y encefalograma plano, de las de domingo por la tarde. No aporta absolutamente nada nuevo al género pero entretiene. Está a uno o dos millones de años luz de películas como "En busca del arca perdida".

2 comentarios:

.:: Abraxas ::. dijo...

¡¡¡Es un truño!!!

Casi me duermo 8 veces. Y cuando al final, perseguidos en medio del desierto, meten un bombazo y aparece el barco me fui al water a truñar de rabia y asco (hoy estoy un poco escatológico).

¿Qué cojones pintaba ese barco ahi? Además, ¿a quién cojones le importaba ya, cuando hacia 2 horas que los protas sudaban de él?

Con pelis así, que la industria cinematográfica no se le eche las culpas a internet de que la gente no vaya al cine. Mejor que hagan algo de autoreflexión.

Cacaculopedopis, ala.

roybatty dijo...

La verdad que he sido muy benévolo con el comentario. Es realmente mala. Pero claro, todo depende de las expectativas de cada uno. Yo la veo en plan "voy a ver una película mala" (convencido) y como realmente es mala pues no me causa vómitos ni diarrea.
Lo cierto es que no se prodigan mucho las películas del género de aventuras, así en plan Indiana Jones o minas del rey Salomón.
La última del género que podría citar de interés sería "La Momia" de Stephen Sommers, una película de aventuras entretenida, con buenos efectos especiales y con toques de comedia.

Pero esta Sahara no tiene química, es una película insulsa. Incluso lo que buscan los protagonistas es un disparate en sí mismo.