sábado, noviembre 19, 2005

2005-Plan de vuelo: Desaparecida (Cine)

Flightplan es un thriller con un planteamiento interesante y poco más. Kyle Pratt (Jodie Foster) es una mujer que acaba de perder a su marido en un trágico accidente. Su vuelta a Estados Unidos desde Alemania para repatriar el cadáver se convertirá en una auténtica odisea. Después de embarcar en un super avión comandado por el capitán Rich (Sean Bean), su hija desaparecerá misteriosamente y a partir de ahí comenzará su particular lucha por encontrarla, en un ambiente de lo más claustrofóbico y con una tripulación de lo más hostil.
La idea de perder a una hija dentro de un avión en pleno vuelo pasa por ser algo original, ahora bien, la trama de fondo acaba revelandose tramposa e incongruente.
Las cartas se ponen sobre la mesa muy pronto: o la niña está muerta y ella se lo imagina o hay algún secuestrador a bordo con oscuras intenciones, ya sea el agente de seguridad, el piloto, los árabes con pinta de terrorista o el personal de vuelo.
Lo que sí se pone de manifiesto es el nerviosismo y el recelo que los americanos demuestran frente a los árabes, un tema muy evidente desde el 11-S.
Digamos que la única baza de la película es la buena interpretación de Jodie Foster (vaya, si hoy es su cumpleaños real!). Dirigida por el alemán Robert Schwentke con efectividad, no deja de ser una más de secuestros aéreos, solo que en esta ocasión en lugar de un poli cachas tenemos a una mujer desesperada que hará lo que sea para encontrar a su hija. Hay momentos de intriga y tensión bien resueltos, pero la parte final pierde fuelle y cae en los tópicos más pestosos del cine americano moderno. Confieso que fui a verla porque el trailer engañaba y prometía algo más, pero nada de eso, no hay nada más.
Para el que esté a tiempo... no merece pagar la entrada. Mejor esperar al DVD.

1 comentario:

.:: Abraxas ::. dijo...

AVISO de posible SPOILER (apara gente con imaginación):

Es un remake modernillo de una del Hitchcock, que era en un tren (hasta lo de redescubrir la marca en la ventanilla, cuando ya cree que está loca).

Me lo pasé bien, pero a medida que se iba desentrañando la trama estaba más alucinado. El plan 'maravilloso' resulta más fantástico que la saga del "Señor de los Anillos", eso no se lo traga ni el guionista, que fijo que iba escribiendo la historia y descojonándose mientras seguía fumando algo raro.

Aparte de la historia, la dirección me resultó incluso brillante en alguna secuencia, tomo nota del señor Schwentke.

En fin, entretenida y para no pensar nada de nada de nada.