sábado, noviembre 26, 2005

2005-Harry Potter y el Cáliz de Fuego


Esta vez solo he bostezado unas 35 veces en el cine. No está mal, después de haberme dormido en las dos primeras entregas. La tercera de la saga "Harry Potter y el prisionero de Azkaban", de Alfonso Cuarón, es la única que se salva, a años luz de las otras tres películas. En esta ocasión, "Harry Potter y el Cáliz de Fuego", de Mike Newell, nos lleva una vez más a Hogwarts, donde se celebrará el trofeo de magos internacional y en el que Potter quedará inscrito bajo sospechosas circunstancias. El torneo y la aparición del siniestro Lord Voldemort (un Ralph Fiennes irreconocible) son los pilares básicos de la película. Durante 150 minutos y con grandes bajones de ritmo se nos deleitará con unos tremendísimos efectos visuales, eso sí, lo mejor de la cinta. La escena del dragón cola cuerno en la primera prueba es de lo mejorcito de la saga, superando incluso el nivelazo de Dragonheart. El resto está bastante desangelado, carente de la fuerza de la tercera entrega y únicamente se sustenta por el carisma del trío protagonista. Daniel Radcliffe y sus coleguitas crecen muy deprisa. Está prevista ya la quinta entrega "Harry Potter y la Orden del Fénix", eso sí, reemplazando al guionista de las cuatro primeras entregas por uno nuevo, Michael Goldenberg (Contact). En la dirección David Yates y hay rumores que apuntan a la aparición de Elizabeth Hurley, aunque ella lo desmiente.

1 comentario:

Junajo dijo...

Querría afianzar la crítica aquí expresada indicando que toda la película me ha parecido un cúmulo de topicazos llevados al límite del absurdo.

[SPOILER]
Por cierto, el repelente niño vicente del Potter, no se quitaba las gafas ni en el agua!

Coincido en lo logrado en la escena del dragón, pero deberían haber sacado la lucha de los otros dragones, habría ido mejor que la paparruchada del laberinto o de la poco explotada secuencia del lago.
[\SPOILER]

Una lástima, dudo que vaya a ver la próxima entrega al cine.