sábado, junio 10, 2006

2006-Underworld Evolution


Segunda parte de la saga que el novatillo Len Wiseman dirige al igual que en la primera parte, si cabe con menos maestría. Como comentaba Roybatty, segundas partes nunca fueron buenas, y si la primera era mala, aquí mejor salir corriendo.

Película cansina, monotona, y carbon-copy de la estructura de la primera parte. Intenta enlazar con la primera parte contando una historia que no entra ni con calzador en las metes tan analíticas de los lectores de este blog.

No me importa destriparosla ya que confio en que sigais mi recomendación y salvo una tarde de aburrimiento, paseis de verla.

En un flaixback vemos a dos hermanos, William y Alexander, hombre lobo y vampiro, son separados en la edad media y mientras que el hombre lobo es encareclado y enviado al olvido, el vampiro acaba siendo el patriarca de la raza. De vuelta al tiempo actual, la hija del carcelero del hombre lobo (sin saber que lo és) debe evitar que éste vuelva al mundo, rescatado por su hermano. No me enrollo más que no merece la pena.

3 comentarios:

roybatty dijo...

Pues mira por donde es una de las que tengo por aquí en cartera pendiente de ver, lo que pasa es que no me llama mucho la atención y menos ahora con tu comentario. Recientemente (ya que estamos en el género de vampiros) me puse a ver esta de "Los guardianes de la noche" y no pude ni acabar de verla. Muy mala, no la aguanté. Se les acaban las ideas. De este tipo de películas me quedo con la saga de Blade.

roybatty dijo...

Vista!
Pues la verdad que flojita flojita la secuela. Muy espectacular y buenos efectos pero la historia apesta bastante.

Muy forzado todo y dependiente en exceso de la primera (está repleta de secuencias restrospectivas). Creo que hubiera sido un acierto desvincularse un poco de la línea argumental de la primera, de tanta estirpe y monster family e intentar darle una nueva orientación a todo el pastiche.

No obstante siempre son estimulantes en toda película de acción esas escenas a cámara lenta con una señora enfundada en un traje de cuero negro marcando silicona y bailando entre una lluvia de casquillos de bala. Poco más destaca en esta película, quizás la criatura infernal que hace de malo muy malo, con sus alas-pincho moruno. Lo curioso es que en ocasiones es super Terminator y no deja ni llorar a sus enemigos y en otras ocasiones le zurran unos mamporros que lo dejan mirando a Cuenca. Incomprensible, como toda la película.

.:: Abraxas ::. dijo...

Es un truño IMPRESIONANTE.
La primera la fui a ver al cine y me dormí tranquilamente.

Aún no sé pq peroi un dia me bajé este segundo zurullo efectista y me volví a dormir.

No pasa NADA en toda la jodida peli.
Q sigan quejandose de que la gente no va al cine. Ni siquiera las superproducciones de acción entretienen.

A la mierda!!!