miércoles, marzo 29, 2006

Uno, Dos, Tres (1961)


Divertidísima comedia del genial Billy Wilder (podríamos hacer un monográfico sobre sus películas, pq tiene autenticas piezas de coleccionista) que presenta la historia de un representante de Coca-Cola en la alemania de la postguerra y como resuelve los problemas que le crea su jefe al mandarle a su hija de vacaciones.

El ritmo frenético (sobre todo al final de la película), la acided de los diálogos (hay que estar muy atentos y despiertos para sacarle todo el jugo) y la parodia de los personajes hace que sea una delicia pasar el rato delante de la pantalla.

Muy recomendable para quien quiera ver un humor ya desaparecido con una interpretación clásica y una ambientación bastante lograda.

2 comentarios:

Darío R.R dijo...

¡¡Qué gran película!!

.:: Abraxas ::. dijo...

Pues mira, voy a intentar conseguirla.
De un tiempo a esta parte (extraña frase) estoy tan aburrido del 'cine actual', con sus historias refritas, movimientos de cámara estilo videoclip, contenidos vácuos e interpretaciones 'Arts Studio' más refritas todavía, que estoy retornando a los clásicos, a ver si soy yo, que he alcanzado un estado de saturación cinematográfico, o es que realmente el cine de ahora no dice nada.

Así que después de ver "Matar un ruiseñor" o "El tercer hombre" intentaré conseguir "1, 2, 3" de la que guardo buen recuerdo.
Ala.